jueves, 21 de febrero de 2013

Planes Vintage

Se ha puesto de moda la moda vintage, antigua, atrasada, a veces hortera hasta más no poder. Y volvemos a hacer magdalenas, pero ahora se llaman muffins, nos pintamos las uñas de un rosa pálido y rancio que ahora es monísimo y cuqui, y nos compramos casetes y vinilos a precios desorbitados, cuando en casa de nuestros padres están cogiendo polvo desde que éramos pequeños.

Pero hay algo de atractivo en esta nueva moda y a todos nos gusta colocar la boca como si fuéramos franceses y saborear la palabra "vintage", mientras recopilamos abrigos antiguos, botines desgastados y nos dejamos el pelo largo para poderlo ver mejor a través de nuestras enormes gafas. "Es una moda con personalidad" dicen muchos, bueno, no entraré en debate. 

La cosa es que enredados en todo este mundo de moda retro, vendage o clásica también hay elementos que se tornan así en nuestras cabezas, ya que todo está como dentro de un torbellino antiguo. Las modas vuelven, y aunque ahora nos quedemos con lo mejor de nuestro presente tecnológico, nos gusta rememorar viejos planes y actividades. 

Detrás de mi casa han abierto un videoclub. Es un videoclub feo, demasiado recargado de colores, y un poco disperso en su tarea: igual te alquilan una película que te venden una camiseta culé. Pero viene a la cabeza el recuerdo romántico de bajar un día de lluvia, alquilar una peli y verla en casa de forma legal. La legalidad en este campo es algo que me hace sentir entre pardilla y derrochona, pero todo sea por estar a la moda. Es curioso que entrar en un videoclub ahora me parezca que es unirme un poco más a la última tendencia. Todo es disperso y extraño y no sabría muy bien cómo defenderlo así que no le daré muchas más vueltas.

He alquilado la película de Blancanieves, para ver esta noche y en el momento en que iba a pagarle al dueño casi que me ha parecido extraño no pagarle en pesetas. Me pregunto por qué no volveremos a la antigua moneda, si los gobiernos quisieran estar a la última no lo dudarían ni un segundo. No imagino nada más vintage que volver a contar en duros. 

2 comentarios:

Ramon Suarez dijo...

La verdad es que cuando lo vi por primera vez, el videoclub me refiero, pensé que igual había sido una aventura un poco sin pensar el haberlo abierto, con los tiempos que corren en el que ya no pagamos como antes por ver películas de prisa y corriendo antes de tener que devolverlas. Recuerdo cuando te multaban si no devolvías las cintas VHS rebobinadas jejeje. Será cuestión de modas entonces? tal vez. Mientras el mundo se decide sobre esta cuestión, disfrutemos de eso, de ver pelis y comprarnos camisetas futbolísticas jijijij.

Besitillos lindos.

LaNiñaMariposa / JemapelleMidori dijo...

Eres tan graciosa... jajajaja
pero lo de los duros reconozco que me ha dado mucha mucha nostálgia...

vintage...lo mejor de todos los tiempos...

20 duros de chuches y globos de agua.

Cuando quieras hablamos...

besos!